sábado, 29 de noviembre de 2014

VIDAS EJEMPLARES I



(el triunfo de la medianía)

Se entendían de maravilla; todo el mundo lo comentaba. Él se llamaba Precio y ella Calidad. No sé por qué, pero todo el mundo lo decía: 
«¡Qué buena relación Calidad-Precio!»

 Ósea, que ni fú ni fa.