domingo, 11 de mayo de 2014

Nube accidental




«Soy una nube por el cielo,
una sombra casual en las ondas de tu pecho
No necesitas asombrarte,
ni alegrarte tampoco
pronto me esfumaré sin dejar trazas.
Nos topamos por suerte en oscuro mar nocturno,
tú en tu camino y yo en el mío.
Recordarás muy bien,
o mejor aún, olvidarás,
el fulgor mutuo de este encuentro»
(Xu Zhimo)