viernes, 14 de marzo de 2014

Princesa obstinada



















Eras nada, eras nuda,
muda, desnuda realidad.
Estabas en la salida de todos mis laberintos
sin piedad.
«Exit, exit»
Existías cerca
y me cercabas
perentoria.
Eras terca.
No había escapatoria.