sábado, 1 de marzo de 2014

Instantánea






Mira este desierto
Hecho de granos de arena.
Uno a uno se han ido juntando.
Solos no son nada.
Aunque bellos, solos no se ven.
Los pisas y crujen y se rompen en algo todavía más diminuto.
Sin embargo ahora los pies se hunden trabajosamente
en esta duna por la que avanzas.
Y miras alrededor y ves otras en número casi infinito.

Una eternidad hecha de instantes inaprensibles.