miércoles, 8 de enero de 2014

¿Sabía usted que...



…tras el apareamiento, los machos de algunos lepidópteros pueden evitar que la hembra tenga una nueva cópula taponando su genitalia con una secreción pegajosa?


Si dramatizáramos la escena —un poco en plan fábula gamberra de Esopo— podría quedarnos algo parecido al siguiente diálogo:
—¿Qué es lo que me pones, cariño? ¿Un poco de vaselina?
—No, mi vida. Es silicona.


¡Asombrosa la Naturaleza! ¿verdad?