sábado, 10 de agosto de 2013

Apacheta


Madre Tierra, Señor de la Montaña,
Sólo soy un caminante.
Deja que construya un altar
Sobre tu cuerpo.














Mantén estas piedras efímeras
—Como mis huesos—
Erguidas bajo el sol y las estrellas
y guarda bajo ellas mi corazón y mis recuerdos
junto con estas hojas de coca
que te ofrezco.









Aparta de mí los peligros

Mientras me alejo.