jueves, 9 de agosto de 2012

Decía Panero...


"La gracia cenicienta de la encina,
hondamente celeste y castellana,
remansa su hermosura cotidiana
en la paz otoñal de la colina...."



Pues eso... ¡Que me encanta subir hasta aquí con Milady  al atardecer!
A las ruinas del fondo yo las llamo "La casa del Francés"; algún día contaré porqué.