martes, 3 de abril de 2012

Creer en Dios




Pues sí, he decidido que voy a creer en Dios, ¡hala!, o Alá, o lo que haga falta. Estoy hasta los nitos de sentirme tan solo en el mundo, tan vulnerable, tan responsable. A partir de ahora va a tener la culpa de todo lo que me pase otro, ¿quién?: Dios, ¡hala!, o Alá, o lo que haga falta. ¡Que cargue él con el mochuelo si las cosas me van mal! Que me quiera, que se apiade de mí y que me perdone. Y  yo… tranqui, de niño otra vez, ¡hala! o Alá, o lo que haga falta. A pedir y a pedir. A confiar, a mamonear, a chupar del bote. ¡Hala! o Alá, o lo que haga falta.