martes, 6 de marzo de 2012

Despertar (I): Diálogo inanimado






Hoy al despertar los he visto. Hablaban de sus cosas, totalmente ajenos a mí. Tendían hilos entre ellos, y con los otros objetos de la habitación, cruzando todo el espacio con sonidos inaudibles;  con relaciones invisibles hechas de pequeñas connivencias que nos pasan desapercibidas: rayos, reflejos, crujidos, motas de polvo, disimuladas sonrisas…


Siguiente