miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tiempo


El tiempo;  el tiempo se burla de mí.
Va y vuelve. Resucita y muere.
Pasa corriendo, y siempre es eterno.
Me arrastra con manos

temblorosas de horas,
Firmes dedos de minutos.
Floto por mis días,

camino de no sé dónde.
Me dejo llevar
—cabalgando instantes—
Asombrado.