sábado, 22 de octubre de 2011

Un hombre un voto (que ya veré donde me lo anoto)

Vamos a ver:

En el año 2008 votaron 25.448.684 personas y el congreso tiene 350 escaños.

Una simple división me dice que un reparto proporcional igualitario será que cada diputado ha sido elegido por unos 72.710 votantes, ¿no?

Si dividimos los votos recibidos de cada partido por esa cantidad, nos da:
PSOE: 11.289.335 votos = 155 escaños
PP: 10.144.951 votos = 139 o 140 escaños
IU: 969.946 votos = 13 escaños
UPyD: 306.079 votos = 4 escaños

Sin embargo, en realidad tienen:
PSOE 169 diputados (14 de más), PP 152 diputados (13 de más), IU 2 diputados (11 de menos) y UPyD 1 diputada (3 menos)

Las matemáticas tienen esas cosas inexplicables, incluso en operaciones tan sencillas como pueda ser esta de la representatividad democrática. «Dos más dos, cinco», que nos diría un cheli, seguramente añadiendo algo más al enunciado. Les dejo a ustedes que completen el resultado.