domingo, 16 de octubre de 2011

Tiempos difíciles...


El dolor, las secuelas, el miedo, me quieren tapiar el mundo, llenándolo de vértigos, de debilidad, de médicos y hospitales; de nuevos límites  cada vez más estrechos… No los acepto.  Agarro a Milady y volvemos, en medio de la tarde solitaria, al lugar en donde estuve a punto de matarme. El sol se ahoga de horizonte, los pájaros callan, el tiempo se detiene, mi corazón late. Tiempos difíciles…