miércoles, 3 de agosto de 2011

Todo a la vez (perfectamente intercambiable).

Gozo indolente. Indiferente.  Alegremente tierno, tristemente sabio.
Bailamos en dos existencias paralelas (perfectamente intercambiables).
En una: Felices, eternos, iniciando proyectos de largo plazo. Enamorados.
En otra: Resistiendo a la muerte en hospitales y camillas, luchando por cada minuto que respiramos. Exangües.
¡Qué no pare nunca esa música!
¡Cuando suenen los aplausos de los que nos miran,
Escondidos en la sombra,
Desapareceremos!


---oOo---