martes, 14 de junio de 2011

Por decreto, público- secreto, me manumito.



¿Bailar? Has dicho...¿bailar?
¿Pero qué te crees? ¡Yo soy un poeta! Una mente especial, sensible, terrible. Una antena que entra en resonancia con el universo. Se acabó el mendigar. Se acabaron  las contemplaciones.  A partir de ahora voy a reinar con mi poder absoluto. Con toda la fuerza de mi ser. Con toda la potencia de mi libre albedrio. ¡A tomar por culo, chulo! A tomar por mar, viento! ¡A tomar por siento, lento! Asomar por loma, broma, A romar por suelo, cielo. Te quiero…¿mucho? chucha chucho. Estampado, espantado, boquiabierto, congelado. Un teclado. Un teclado. Mi reino por un teclado. Palabras, letras, metas, nenas, netas, tetas. Callado. Silencio. En blanco. Otra vez callado. Solo. Casi muerto.  Despiadado. Agg, me has dado. Me has mirado, me has leído, te has reído; olvidado.