lunes, 25 de abril de 2011

El (otro) circo.

Ha llegado el circo al pueblo. Me imagino cómo podía ser antes de que hubiera televisión; y cine; y carreteras buenas; y aviones…
Cuando las comunidades vivían, hasta cierto punto, aisladas.
Que impacto ¿verdad? Todo un acontecimiento. Ahora apenas provocan  expectación.
Han puesto carteles grandes de cartón en las farolas
“El circo Q. en esta localidad”
Los carteles son viejos, están desgastados y han sufrido mil intemperies.
Sonrío por lo pragmático de su enunciado, ambiguo y polívalente: “Esta localidad” es cualquier localidad. Son todas las localidades.
No puedo evitar acordarme de mis “te quiero”
Promesas únicas de amor que he colgado en tantos sitios.
Y que el tiempo también ha desgastado
Hasta hacerlas poco creíbles.