domingo, 27 de febrero de 2011

Hay cosas que, además de no poder ser, son imposibles...



... pero ahí estaba, tranquilamente debajo de un peral, en el jardín de una casa de un pueblecito de Alemania del que no recuerdo el nombre; así que le saque esta foto para que no se me olvidara nunca que en el mundo hay cosas imposibles -que, además, no pueden ser - sesteando tranquilamente a la sombra de los perales.