sábado, 26 de febrero de 2011

Cinco.

El gobierno reduce la velocidad máxima permitida en autopista. Pasa de 120 a 110 kilómetros por hora. No se han atrevido a bajarlo más. Qué oportunidad perdida para acabar de darnos de forma subliminal el mensaje que manejan últimamente.
Y ahora el chiste fundamental:





Dos informáticos (bastante 'chelis' por cierto) trabajan juntos mirando cada uno a su pantalla sin hacerse mucho caso. De repente, uno de ellos dice:
—Uno, cero, uno
Y el otro contesta, velocísimo:
Por el culo te la hinco.