jueves, 6 de enero de 2011

La Certeza

Estaba ahí cuando cogí tu mano
Pensando que te morías;
Se ríe por los rincones cuando decido
Que ya no quiero saber nada;
Son las letras que faltan en el juego del ahorcado,
Rayas vacías espantadas a intervalos;
La certeza de que no olvidas,
De que no puedo engañarte
Y hacer como que ya está todo dicho
E irme a dormir indignamente.