jueves, 30 de diciembre de 2010

Escarrosa

Para mí las escaleras son un símbolo de sabiduría: fragmentan un problema —lo vertical— y lo convierten en algo manejable. Por la escalera ascendemos y descendemos, dos palabras plenas de contenido filosófico.
 La rosa roja puede ser el principio vital o la belleza, que para mí es el complemento ideal. Sabiduría y belleza creándose y dándose forma la una a la otra.